Síguenos en:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Google+ Siguenos en por RSS

domingo, 17 de julio de 2016

Reanimación por medio de líquidos: ¿Cómo? ¿Con qué soluciones?


"El liquido ideal para la reanimación no existe"El tratamiento con líquidos es sólo un componente de una compleja estrategia de reanimación, que tiene como objetivo restablecer el volumen intravascular. En este artículo de NEJM se pasa revista a los distintos tipos de líquidos para la reanimación y a los principales estudios recientes sobre ellos.







  •  Resumen


  • En la actualidad, los líquidos no hemoderivados se emplean en casi todos los pacientes sometidos a anestesia general para cirugía mayor, en pacientes con traumatismos y quemaduras graves y en pacientes en la unidad de cuidados intensivos (UCI). El tratamiento con líquidos es sólo un componente de una compleja estrategia de reanimación, que tiene como objetivo restablecer el volumen intravascular. 
  • El líquido ideal es aquél que produce el aumento predecible y sostenido del volumen intravascular, tiene una composición lo más próxima posible a la del líquido extracelular, se metaboliza y se excreta completamente sin acumulación en los tejidos, no produce efectos adversos metabólicos o sistémicos y es costo eficaz para mejorar la evolución de los pacientes. Un líquido como éste no existe en la actualidad. 
  • Aunque el empleo de líquidos de reanimación es una de las intervenciones más frecuentes en medicina, ninguno de los líquidos disponibles se puede considerar ideal. Es necesario revaluar cómo se emplean estos líquidos en los enfermos graves.
                                                                                                                                                              




  •  Artículos relacionados