Síguenos en:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Google+ Siguenos en por RSS

lunes, 4 de febrero de 2013


4 de Febrero, Día Mundial contra el Cáncer



El Día Mundial contra el Cáncer se conmemora cada 4 de febrero.
El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo. La OMS (Organización Mundial de la Salud) calcula que, de no mediar intervención alguna, 84 millones de personas morirán de cáncer entre 2005 y 2015. Cada 4 de febrero, la OMS apoya a la Unión Internacional contra el Cáncer y promueve medios para aliviar la carga mundial de la enfermedad. La prevención del cáncer y el aumento de la calidad de vida de los enfermos son temas recurrentes.
La OMS estima que un 40% de los cánceres podrían evitarse por el simple expediente de no consumir tabaco, hacer ejercicio regularmente y observar una dieta saludable. El tabaquismo es la principal causa evitable de cáncer en el mundo.
El cáncer es una de las principales causas de mortalidad en las Américas. En el 2008, causo 1,2 millones de muertes, un 45% de las cuales ocurrieron en América Latina y el Caribe.
Cada año, el 4 de febrero, la OMS  apoya a la Unión Internacional de lucha contra el Cáncer en la promoción de formas de disminuir la carga mundial del cáncer. La prevención del cáncer y el aumento de la calidad de vida de los pacientes con cáncer son los temas recurrentes.
Lema del Día Mundial contra el Cáncer 2013, “El cáncer – ¿Sabías que…?”

Datos y cifras sobre el cáncer

10 datos sobre el cáncer


1.Hay más de cien tipos de cáncer; cualquier parte del organismo puede verse afectada.

2.En 2008 murieron de cáncer 7,6 millones de personas, lo que supone el 13% de todas las defunciones registradas en el mundo.

3.Más del 70% de las muertes por cáncer se producen en países de ingresos bajos y medios.

4.A nivel mundial, los cinco tipos de cáncer más comunes en el hombre son, por orden de frecuencia, los de pulmón, estómago, hígado, colon/recto y esófago.

5.A nivel mundial, los cinco tipos de cáncer más comunes en la mujer son, por orden de frecuencia, los de mama, pulmón, estómago, colon/recto y cuello del útero. En muchos países en desarrollo, el cáncer cervicouterino es el cáncer más común.

6.El consumo de tabaco es la principal causa prevenible de cáncer en el mundo, y explica el 22% de las defunciones por esa enfermedad.

7.La quinta parte de todos los cánceres registrados a nivel mundial se deben a una infección crónica; por ejemplo, el papilomavirus humano (PVH) causa cáncer del cuello uterino, y el virus de la hepatitis B (VHB) causa cáncer hepático.

8.Los cánceres de más impacto en la salud pública, como los de mama, cuello del útero y colon/recto, se pueden curar si se detectan precozmente y se tratan adecuadamente.

9.Aplicando los conocimientos disponibles sobre el control de dolor y los cuidados paliativos se podría mitigar el sufrimiento de los pacientes.

10. Más del 30% de los cánceres se podrían prevenir, principalmente evitando el tabaco, tomando alimentos sanos, realizando alguna actividad física y moderando el consumo de alcohol. En los países en desarrollo, hasta un 20% de las defunciones por cáncer podrían prevenirse mediante la vacunación contra el VHB y el PVH.

Día Mundial de Lucha Contra el Cáncer

«Juntos es posible». El cáncer es una de las principales causas de muerte en todo el mundo; en 2008 causó 7,6 millones de defunciones (aproximadamente un 13% del total).


Cada 4 de febrero, la OMS apoya a la Unión Internacional contra el Cáncer y promueve medios para aliviar la carga mundial de la enfermedad. La prevención del cáncer y el aumento de la calidad de vida de los enfermos son temas recurrentes.

Juntos es posible

El 4 de febrero de cada año, Día Mundial contra el Cáncer, la OMS y el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer (CIIC) colaboran con la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC) para fomentar medidas destinadas a reducir la carga mundial de esta enfermedad. El lema del Día Mundial contra el Cáncer 2012, «Juntos es posible», recalca la idea de que la única forma de reducir las muertes prematuras por cáncer y otras enfermedades no transmisible es mediante la colaboración de todas las personas, organizaciones y gobiernos. La prevención y la mejora de los tratamientos y de la calidad de vida de los pacientes oncológicos son temas recurrentes. Este año la OMS y el CIIC se van a centrar en el cribado y la vacunación. 

La OMS y el CIIC fomentan el cribado y la vacunación
La ampliación del acceso a vacunas costoefectivas para prevenir las infecciones asociadas al cáncer y la disponibilidad universal de programas costoefectivos de cribado del cáncer pueden contribuir a reducir la mortalidad por esta enfermedad.

Vacunación costoefectiva para prevenir infecciones
Hay vacunas contra el cáncer cervicouterino causado por algunos papilomavirus humanos (PVH) y el cáncer hepático causado por el virus de la hepatitis B.

Cáncer cervicouterino
El cáncer cervicouterino es la segundo cáncer más frecuente en la mujer, y cada año se diagnostican unos 500 000 casos nuevos en todo el mundo. La vacunación de las niñas contra los PVH antes de que empiecen a tener relaciones sexuales (entre los 9 y los 13 años) puede prevenir las infecciones por PVH de los tipos 16 y 18, que son responsables de aproximadamente un 70% de la totalidad de los cánceres cervicouterinos.

Cáncer hepático
En 2008 murieron 700 000 personas de cáncer hepático. Las infecciones por los virus de las hepatitis B y C son responsables del 78% de los casos de cáncer hepático. La vacuna contra la hepatitis B está disponible desde 1982, y fue la primera vacuna contra uno de los principales cánceres humanos.

El diagnóstico precoz reduce la mortalidad por cáncer
La mortalidad por cáncer también se puede reducir si los casos se detectan y tratan precozmente mediante programas de cribado y diagnóstico temprano. Estos programas son especialmente importantes en entornos con escasos recursos en los que la mayoría de los pacientes se diagnostican y tratan en estadios muy avanzados. En los programas de cribado se realizan pruebas en poblaciones sanas para detectar signos de cáncer o lesiones preneoplásicas y remitir rápidamente a esos pacientes a servicios donde se pueda establecer el diagnóstico e iniciar el tratamiento.