Síguenos en:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Google+ Siguenos en por RSS

jueves, 11 de julio de 2013

Marcadores de inflamación sistémica en urticaria por presión de respuesta retardada


Estudio en 8 pacientes: La urticaria por presión de respuesta retardada se caracteriza por presentar ronchas dérmicas profundas e infiltrado inflamatorio donde predominan los eosinófilos.

Dres. Alicja Kasperska-Zajac, Tatiana Jasinska, Alicja Grzanka, y
International Journal of Dermatology 2013, 52, 309–310.






La urticaria por presión de respuesta retardada (DPU) se caracteriza por presentar ronchas dérmicas profundas e infiltrado inflamatorio donde predominan los eosinófilos.  El proceso inflamatorio se asocia con una variedad de mediadores producidos por los mastocitos y leucocitos que migran.  Entre ellos, la interleuquina 6 (IL-6) necesita una atención especial, por varias razones.  Primero, la actividad de la IL-6 ha sido significativamente mayor en piel lesional en DPU.

Segundo, la IL-6 es una citoquina multifuncional producida por varias células y puede contribuir al inicio y extensión del proceso inflamatorio.

Tercero, la IL-6 es la principal citoquina responsable de la regulación de la síntesis de proteínas de fase aguda, incluyendo la proteína C reactiva (PCR); ambas son marcadores de la inflamación sistémica.

Se han demostrado elevados niveles circulantes de IL-6 y PCR en urticaria crónica.  Además, se ha sugerido que la PCR y la IL-6 pueden ser marcadores útiles de la actividad de la enfermedad.  No existe información disponible para describir el comportamiento de los biomarcadores de la enfermedad sistémica en DPU.  Por lo tanto, el objetivo de este estudio fue determinar los niveles circulantes de IL-6 y PCR en pacientes con DPU.

Se enrolaron en el estudio 8 pacientes sintomáticos (5 hombres y 3 mujeres) de 28 a 43 años de edad (media 37 años) con DPU (sin urticaria crónica espontánea concomitante).  Tres pacientes presentaron DPU severa, las lesiones urticarianas se desencadenaban aún ante presión leve, cinco pacientes presentaron DPU leve.  Se observaron lesiones urticarianas menos extensas en manos y pies.  Al menos 3 semanas antes del exámen, los pacientes suspendieron los corticoides (excepto un paciente). Los antihistamínicos se suspendieron dos días antes del estudio.  Se excluyeron los focos de infección con los exámenes adecuados.

El grupo control consistía en 20 personas sanas no fumadoras.  Se determinó las concentraciones plasmáticas de IL-6 (por el método de Elisa).  El método de aglutinación por látex (Biosystems) se utilizó para determinar las concentraciones de PCR. La concentración plasmática de IL-6 fue significativamente mayor en pacientes con DPU comparado con los pacientes sanos.  La concentración sérica de PCR fue significativamente mayor en pacientes con DPU comparado con los controles.  Sin embargo, en dos de ocho pacientes (25%), la concentración sérica de PCR permaneció dentro de parámetros normales. 

Se observó una correlación significativa entre PCR y la concentración de IL-6 en pacientes con DPU.  Esto no es sorprendente porque la PCR se produce principalmente por los hepatocitos bajo control de la IL-6.  No se realizó una comparación estadística entre DPU severa y leve, ya que ambos grupos incluían a muy pocos pacientes ( tres y cinco, respectivamente).  Por lo tanto, no se pudo realizar conclusiones para correlacionar la concentración de IL-6 y PCR con la actividad de la enfermedad.  

La DPU pura es muy rara (casi el 94% de los pacientes con DPU sufren de urticaria crónica concomitante).  Se observaron niveles circulantes elevados de IL-6 y PCR en DPU, e indica que la enfermedad se acompaña de inflamación sistémica. Se necesita determinar si los niveles elevados de proteínas contribuyen a la patogénesis de DPU.


¿Qué aporta este artículo a la práctica dermatológica?

Los autores habían reportaron previamente el incremento de la concentración en plasma de IL-6 en urticaria crónica.  Además, se sugirió que la IL-6 y la proteina C reactiva (PCR) serían marcadores útiles de actividad de la enfermedad.

El objetivo de este estudio fue evaluar si la inflamación sistémica está presente en la urticaria por presión de respuesta tardía.

Se midieron las concentraciones en plasma de IL 6 y PCR, marcadores de respuesta de fase aguda, en urticaria por presión y en pacientes sanos usando el método ELISA.

Los pacientes con urticaria por presión mostraron niveles plasmáticos significativamente más altos de IL-6 y PCR que en pacientes sanos.

Esto indica que la enfermedad induce un proceso inflamatorio sistémico, denominado respuesta de fase aguda.