Síguenos en:

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en Google+ Siguenos en por RSS

martes, 9 de abril de 2013

Guía sobre los cánceres más importantes elaboradas por la American Cancer Society®

Un conjunto de guías sobre diferentes tipos de cáncer: El Emergenciólogo no escapa de aprenderse estas guías para los fines de reconocimiento, pronóstico y destino que en el mayor número de los casos es ingresado a sala de hospitalización, sino regresado a su domicilio.

Autor(es): American Cancer Society®
Enlace: Guías sobre los cánceres más importantes 


Resumen



  • Se halló que tener un IMC de 25 o mayor fue un factor significativo de riesgo para el desarrollo de una ISQ después de la cirugía en las pacientes con cáncer de mama. 
  • La administración profiláctica de 1 g de ampicilina-sulbactam en la cirugía, disminuyó la incidencia de ISQ en un 65% en esas pacientes con alto riesgo de ISQ. 
  • El uso de antibióticos cada 11 pacientes previno 1 ISQ. Asimismo, la administración de profilaxis parece ser costo-efectiva. 
  • En consecuencia, los autores consideran que los resultados del presente ensayo justifican el uso preoperatorio de profilaxis antibiótica para la cirugía por cáncer de la mama en pacientes obesas. 
  • Como todas las ISQ de desarrollaron en pacientes con un IMC por encima de 30, la necesidad de administrar antibióticos profilácticos en pacientes con sobrepeso (25 ≤ IMC < 30), parece estar justificada.

¿Qué es el cáncer?

El cuerpo esta compuesto por millones de células vivas. Las celulas normales del cuerpo crecen, se dividen para crear nuevas celulas y mueren de manera ordenada. Durante los primeros años de vida de una persona, las celulas normales se dividen más rápidamente para permitir el crecimiento de la persona. Una vez que se llega a la edad adulta, la mayoria de las células sólo se dividen para remplazar las células desgastadas o las que estan muriendo y para reparar lesiones.
El cáncer se origina cuando las células en alguna parte del cuerpo comienzan a crecer de manera descontrolada. Existen muchos tipos de cáncer, pero todos comienzan debido al crecimiento sin control de células anormales.
El crecimiento de las células cancerosas es diferente al crecimiento de las células normales. En lugar de morir, las células cancerosas continúan creciendo y forman nuevas células anormales. Las células cancerosas pueden también invadir o propagarse a otros tejidos, algo que las células normales no pueden hacer. El hecho de que crezcan sin control e invadan otros tejidos es lo que hace que una célula sea cancerosa.
Las células se transforman en células cancerosas debido una alteración en el ADN. El ADN se encuentra en cada célula y dirige todas sus actividades. En una célula normal, cuando se altera el ADN, la célula repara el daño o muere. Por el contrario, en las células cancerosas el ADN dañado no se repara, y la célula no muere como debería. En lugar de esto, esta célula persiste en producir más células que el cuerpo no necesita. Todas estas células nuevas tendrán el mismo ADN dañado que tuvo la primera célula.
Las personas pueden heredar un ADN dañado, pero la mayoría de las alteraciones del ADN son causadas por errores que ocurren durante la reproducción de una célula normal o por algún otro factor del ambiente. Algunas veces, la causa del daño al ADN es algo obvio, como el fumar cigarrillos. No obstante, es frecuente que no se encuentre una causa clara.
En la mayoría de los casos, las células cancerosas forman un tumor. Algunos tipos de cáncer, como la leucemia, rara vez forman tumores. En su lugar, estas células cancerosas afectan la sangre, así como los órganos productores de sangre y circulan a través de otros tejidos en los cuales crecen.
Las células cancerosas a menudo se trasladan a otras partes del organismo donde comienzan a crecer y a formar nuevos tumores que remplazan al tejido normal. A este proceso se le conoce como metástasis. Ocurre cuando las células cancerosas entran al torrente sanguíneo o a los vasos linfáticos de nuestro organismo.
Independientemente del lugar hacia el cual se propague el cáncer, siempre se le da el nombre del lugar donde se originó. Por ejemplo, el cáncer de seno que se propagó al hígado sigue siendo cáncer de seno y no cáncer de hígado. Asimismo, el cáncer de próstata que se propagó a los huesos sigue siendo cáncer de próstata y no cáncer de huesos.
Los diferentes tipos de cáncer se pueden comportar de manera muy distinta. Por ejemplo, el cáncer de pulmón y el cáncer de seno son dos enfermedades muy diferentes. Crecen a velocidades distintas y responden a distintos tratamientos. Por esta razón, las personas con cáncer necesitan un tratamiento que sea específico a la clase particular del cáncer que les afecta.
No todos los tumores son cancerosos. A los tumores que no son cancerosos se les llama tumores benignos. Los tumores benignos pueden causar problemas, ya que pueden crecer mucho y ocasionar presión en los tejidos y órganos sanos. Sin embargo, estos tumores no pueden crecer (invadir) hacia otros tejidos. Debido a que no pueden invadir otros tejidos, tampoco se pueden propagar a otras partes del cuerpo (hacer metástasis). Estos tumores casi nunca ponen en riesgo la vida de una persona.

El paciente oncológico es tema de emergencia porque la principal causa de su enfermedad de base que lo lleva a la emergencia del centro son el dolor y las complicaciones. Aunque es sabido que una mayor parte tienen criterios de no ingreso a UCI por ser terminales, el Emergenciólogo no escapa de aprenderse estas guías para los fines de reconocimiento, pronóstico y destino que en el mayor número de los casos es ingresado a sala de hospitalización, sino regresado a su domicilio, la mayor parte de las veces con orientación especificas a sus familiares quienes por desesperación y estrés no entienden la condición clínica del paciente


Fecha de última actualización: 03/05/2013
Fecha de último cambio o revisión: 03/05/2013
Guías sobre los cánceres más importantes detalladas y descargables, elaboradas por la American Cancer Society (ACS)



                            



                              










                                   



                              



                                      



                                          



                                                



     






























                                                                                         
















































































































Artículos relacionados

Cáncer infantil

Traducción y resumen: Ramón Díaz-Alersi vía © REMIDr. Rafael Perez Garcia vía Emergency & Critical Care 

Referencias bibliográficas

1. Blumberg, D., Port, J.L., Weksler, B. et al. Thymoma: a multivariate analysis of factors predicting survival. Ann Thorac Surg. 1995; 60: 908–914
2. Tseng, Y.L., Wang, S.T., Wu, M.H., Lin, M.Y., Lai, W.W., and Cheng, F.F. Thymic carcinoma: involvement of great vessels indicates poor prognosis. Ann Thorac Surg. 2003; 76: 1041–1045
3. Kondo, K. and Monden, Y. Therapy for thymic epithelial tumors: a clinical study of 1,320 patients from Japan. Ann Thorac Surg. 2003; 76: 878–885
4. Snover, D.C., Levine, G.D., and Rosai, J. Thymic carcinoma (Five distinctive histological variants) . Am J Surg Pathol. 1982; 6: 451–470
5. Levine, G.D. and Rosai, J. Thymic hyperplasia and neoplasia: a review of current concepts. Hum Pathol. 1978; 9: 495–515
6. Bergh, N.P., Gatzinsky, P., Larsson, S., Lundin, P., and Ridell, B. Tumors of the thymus and thymic region: I (Clinicopathological studies on thymomas) . Ann Thorac Surg. 1978; 25: 91–98
7. Liu, H.C., Hsu, W.H., Chen, Y.J. et al. Primary thymic carcinoma. Ann Thorac Surg. 2002; 73: 1076–1081
8. Maruyama, R., Suemitsu, R., Okamoto, T. et al. Persistent and aggressive treatment for thymic carcinoma (Results of a single-institute experience with 25 patients) . Oncology. 2006; 70: 325–329
9. Suster, S. and Rosai, J. Thymic carcinoma (A clinicopathologic study of 60 cases) . Cancer. 1991; 67: 1025–1032
10. Yano, M., Sasaki, H., Yokoyama, T. et al. Thymic carcinoma: 30 cases at a single institution. J Thorac Oncol. 2008; 3: 265–269
11. Hosaka, Y., Tsuchida, M., Toyabe, S., Umezu, H., Eimoto, T., and Hayashi, J. Masaoka stage and histologic grade predict prognosis in patients with thymic carcinoma. Ann Thorac Surg. 2010; 89: 912–917
12. Ogawa, K., Toita, T., Uno, T. et al. Treatment and prognosis of thymic carcinoma: a retrospective analysis of 40 cases. Cancer. 2002; 94: 3115–3119
13. Venuta, F., Anile, M., Diso, D. et al. Thymoma and thymic carcinoma. Eur J Cardiothorac Surg. 2010; 37: 13–25
14. Chung, D.A. Thymic carcinoma—analysis of nineteen clinicopathological studies. Thorac Cardiovasc Surg. 2000; 48: 114–119
15. Okumura, M., Ohta, M., Miyoshi, S. et al. Oncological significance of WHO histological thymoma classification (A clinical study based on 286 patients) . Jpn J Thorac Cardiovasc Surg. 2002; 50: 189–194
16. Kondo, K. Tumor-node metastasis staging system for thymic epithelial tumors. J Thorac Oncol. 2010; 5: S352–S356
17. Detterbeck, F.C. Clinical value of the WHO classification system of thymoma. Ann Thorac Surg. 2006; 81: 2328–2334
18. Yano, T., Hara, N., Ichinose, Y., Asoh, H., Yokoyama, H., and Ohta, M. Treatment and prognosis of primary thymic carcinoma. J Surg Oncol. 1993; 52: 255–258
19. Weide, L.G., Ulbright, T.M., Loehrer, P.J. Sr, and Williams, S.D. Thymic carcinoma (A distinct clinical entity responsive to chemotherapy) . Cancer. 1993; 71: 1219–1223
20. Carlson, R.W., Dorfman, R.F., and Sikic, B.I. Successful treatment of metastatic thymic carcinoma with cisplatin, vinblastine, bleomycin, and etoposide chemotherapy. Cancer. 1990; 66: 2092–2094
21. Masaoka, A. Staging system of thymoma. J Thorac Oncol. 2010; 5: S304–S312
22. Onuki, T., Ishikawa, S., Yamamoto, T. et al. Pathologic radioresponse of preoperatively irradiated invasive thymomas. J Thorac Oncol. 2008; 3: 270–276